En los años ’80 hicimos en la Universidad Central de Venezuela (UCV) un doctorado en ciencias sociales (en convenio con la Universidad de París) al tiempo en el cual realizamos unos estudios especiales sobre epistemología con el reconocido filósofo José Rafael Núñez Tenorio (venezolano, 1933-1998).  En esos mismos años también hicimos unos estudios avanzados en la Academia de Filosofía de Corea del Norte.  Advertimos que la cuota de consideración curricular y práctica, que en cada uno de esos cursos se daba al esfuerzo por comprender el concepto de ideología, era harto extensa, significativa.  Ello, no porque todos esos estudios hayan estado concebidos y llevados a cabo por académicos marxistas; no.  El Doctorado de la UCV, por ejemplo, estaba dirigido -en enorme parte- por respetables académicos alejadísimos del marxismo…  Los doctores Jeannette Abouhamad, Emeterio Gómez, para citar solo dos.  Como se sabe el Dr.  Núñez Tenorio sí fue, en efecto, un marxista pleno (docente de la UCV).  El Dr.  Kim Chang Su y demás honorables responsables del curso que hicimos en Pyongyang (Corea) militaban en la filosofía que sirve de apoyatura al modelo estado-céntrico de socialismo, el cual viene estando vigente en ese país asiático.

Lo que queremos decir con esto es que el estudio de todo aquello que define la ideología fue en todas esas experiencias académicas un factor de primera línea.  Y tales experiencias no trazan excepcionalidad, sino que es una constante en los estudios serios de filosofía y ciencias sociales en cualquier zona del planeta.

Como se sabe, la filosofía es un tipo de conocimiento el cual lleva consigo la elucubración.  Ello, acerca de los mismos objetos que usa la ciencia para su acción heurística; a saber: la realidad natural, la realidad socio-relacional y la hominidad.  Entiéndase esto último, como el pensamiento, el lenguaje, la emocionalidad y el proceso a través del cual se conforma (y se mueve) la individualidad.  Claro, la filosofía ejecuta tal acción, no a punta de la verificación y otras acciones de objetivación, como lo hace flagrantemente la ciencia, sino a punta de, como dijimos, la reflexión, la meditación.  Filosofía es cavilación, reflexión; en tanto ciencia es comprobación en los hechos, de aquellos conocimientos que se van gestando al fragor del accidentado trabajo investigativo (y que se exponen, al final, en discurso riguroso).  Si bien el compromiso de la ciencia es la verdad a través de la objetivación, el compromiso de la filosofía es la especulación.  En esto último la verdad puede estar de alguna manera, o puede no estar.

Ah…  bien vale la pena preguntarse lo siguiente: ¿acaso toda especulación sobre alguno de los recién citados objetos de trabajo teórico (o sobre todos a la vez), es filosófico? ¡Pues no! Mil veces no.  Aquellas disquisiciones que se hacen en las circunstancias diversas de la praxis (signadas, de una u otra manera, por los intereses concretos o totales del poder social), no son filosóficas sino ideológicas…  (Al menos que tal poder social interesadamente las saque del mallugado saco de lo ideológico, y así las zampe en el almidonado saco de lo filosófico).

Ideología es un cuerpo de nociones sobre lo real (naturaleza y relaciones sociales) y sobre lo hominal (idea, símbolo, emoción e individualidad personal), el cual se caracteriza por lo inmediatista, por lo circunstancial, por lo voluble; registrando, así, las diversas improntas propias del poder social.

A través del tiempo, nos ha llegado a las manos una nutrida serie de producciones intelectuales sobre la ideología, la cual hemos considerado como de alto nivel.  En tal serie han figurado autores como Althusser (francés, 1918-1990), Ludovico Silva (venezolano, 1937-1988), Theodor Adorno (alemán, 1903-1069), Karel Kosík (checo, 1926-2003), Valentin Voloshinov (ruso, 1895-?), F.  Fukuyana (estadounidense, 1952), D.  Bell (estadounidense, 1919-2011) y otros.  Probablemente sea Voloshinov quien haya tocado más fondo…

Voloshinov plantea que la materia prima del psiquismo es el cúmulo de palabras y demás signos que conforman el lenguaje (gestos, olores, distribución de objetos -paredes, vestimentas, etc.-…).  Si le quitamos a la psiquis, el contenido sígnico (de símbolos), pues allí nada quedaría, que no fuese las funciones bioquímicas…, dice este ruso de excepción.  Pero ocurre que este material lingüístico no anda realengamente en la cabeza de los seres humanos, sino que -de alguna manera- se inserta en un ordenamiento; ¡siendo este ordenamiento, de carácter ideológico! Hay allí valores del bien y del mal (elemento ético) y hay valores de lo bello y lo feo (elemento estético), con toda la carga imaginable de relatividades, de diferencialidad, de permeabilidad a los factores (ocultos en algunos casos; flagrantes en otros) de poder social.  Kosík, quien también hizo aportes inmensos al proceso de comprensión de la ideología, solía decir con agudeza que en esa acción ideológica, la verdad suele asomarse y esconderse a la vez…  Es un zigzag entre verdad y engaño.

Arriba nos hicimos la interrogante..  ¿Acaso toda especulación sobre alguno de los objetos de trabajo teórico (o sobre todos a la vez), es filosófico? Tenemos ya que decir que cuando el trabajo ideológico de ver de alguna manera (interesada) el objeto, llevándolo así a medios ideológicos “de prestigio” (academias, editoriales de primera línea de marketing, etc.), ¡pues ideológicamente se convierte en “filosófico”! La filosofía, así, no es otra cosa que la especulación ideológica llevada ideológicamente a expresiones sociales ideológicamente connotadas como “filosóficas”.

Es que, como lo anunciamos en el título, sin entender lo que es ideología, nada de filosofía puede hacerse.

Kosík, Karel.  Dialéctica de Lo Concreto.
https://marxismocritico.files.wordpress.com/2012/05/dialecticadeloconcreto.pdf

Moreno, Alexander.  Discurso y Método Dialéctico en la Ciencia Social.
https://drive.google.com/open?id=0BwOuJOr3dPdPaS1IejlyMmhnMkE

Moreno, Alexander.  Fronteras Vivas entre Ciencia, Filosofía e Ideología.
https://drive.google.com/open?id=1mL_yEyiBHnGgPDwl0AyL1X9xSxZaBmFd

Moreno, Alexander.  Ideología en Imágenes, Palabras y Palabrotas.
https://drive.google.com/open?id=1BXM-DD62IcGppkfN5NGeAzPNNSdgbL6m

Voloshinov, Valentín.  El Signo Ideológico y la Filosofía del Lenguaje.
http://biblio3.url.edu.gt/Libros/2011/el_sig.pdf

♦ – Alexander Moreno – 6-7-2018

Fuente> https://steemit.com/castellano/@alexandermoreno/sin-entender-lo-que-es-ideologia-nada-de-filosofia-puede-hacerse

Imprimir
Comentarios con Facebook