El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, el diputado Freddy Guevara, presentó la posición de la Mesa de la Unidad Democrática ante el proceso de validación de los partidos políticos.

Ante el afán del gobierno espureo de deslegitimar los partidos de oposición …

La Patilla- 7-3-2017    Ver estrategia    Ver compromiso


.

Por: LaPatilla.com

Aseguró que “esta maniobra busca dejar a la discreción del régimen cual sería si oposición”. Del mismo modo, el parlamentario indicó que se comprometen a asumir la defensa de cada uno de los partidos políticos que hacen vida en la MUD.

Guevara alegó que es necesario impedir que el régimen decida quién conforma la Mesa de la Unidad, por lo que ejemplificó la situación de Copei, “plantea una vacuna para evitar que el gobierno utilice el proceso de validación como un proceso de exclusión”.

“El objetivo de este acuerdo es blindarnos para evitar que el régimen logre sus objetivos”, agregó el dirigente de Voluntad Popular

Igualmente, explicó que “partido que quede legalizado se compromete con este acuerdo en ser la nueva tarjeta de la unidad y que tiene todos los compromisos de inscribir a todos los candidatos que sean escogidos por la Unidad”. Explicó que “nos comprometimos a inscribir la totalidad de los candidatos unitarios independiente de sus partidos de origen”.

https://www.lapatilla.com/site/2017/03/07/compromiso-de-la-unidad-ante-la-amenaza-de-ilegalizacion-de-partidos-politicos-comunicado/

La “elaborada” estrategia del régimen pútrido del colombiano usurpador

Cuando uno analiza los posibles escenarios planteados con la validación de los partidos políticos cabe hacerse varias preguntas, entre ellas las siguientes

  • ¿Cuál es el objetivo de tal validación?
    • ¿persigue eliminar los partidos políticos?
    • ¿persigue “adecentar la política en Venezuela?
    • ¿acaso es para la actualización de datos electorales de votantes?
  • ¿Por qué se hace al mismo tiempo de exigencia de obtener el carnet de la patria?
  • ¿Por qué la Contraloría precisamente en ese momento inhabilita a dirigentes de la oposición?
  • ¿Pueden los partidos de la Oposición verificar los inscritos en el PSUV?
  • ¿Por qué a Leopoldo López se le “acosa y castiga” dentro de la cárcel?
  • ¿Por qué se detienen a líderes de la oposición y de la sociedad civil violando la Constitución y las leyes?
  • ¿Por qué el Contralor pretende obligar a la AN a aceptar una contraloría interna que no pertenezca a la propia AN?

En fin, podemos continuar elaborando preguntas todas ellas por demás muy pertinentes pero la verdad oculta en la estrategia chavista es que el régimen putrefacto del colombiano usurpador está desesperado porque ellos leen las mismas encuestas que lee la oposición y los resultados con la “honrosa” excepción de Hinterlaces, no les puede ser más desfavorable. Todas ellas coinciden en un profundo y absoluto rechazo no solo hacia el socialismo del siglo XXI, sino que también incluye la figura emblemática del difunto traidor eterno, hacedor de este desastre y por supuesto del propio colombiano usurpador, quien ha sido el sepulturero de Venezuela. De allí que atropelladamente trate de aplicar el mayor esfuerzo no en resolver la angustiosa situación de la escasez de medicinas, alimentos y de seguridad ciudadana sino por el contrario, utilizar todos los mecanismos bastardos y aplicarlos simultáneamente para así abarcar las mayores posibilidades para embarrar a la oposición venezolana.

Por ello el régimen se ha planteado dos cosas, primero enlodar a la oposición con todo tipo de artimañas para que el “rechazo” popular se iguale por lo bajo, y en segundo lugar, fomentar la crisis hasta el infinito y cuando las elecciones estén más cerca, sacar de la chistera de sus cuentas mil millonarias en dólares el dinero suficiente para que aparezcan por arte de magia medicinas, alimentos y repuestos así como un combate frontal contra la delincuencia desbordada solo con propósito electoreros para que apuntalados en su hegemonía comunicacional con dos  o tres cadenas nacionales diarias, tratar de convencer a la población que solo con ellos es posible alcanzar los objetivos de seguridad y bienestar.

Ahora corresponde a la MUD y los partidos que la integran establecer los objetivos políticos que desmonten esa estrategia.

Sin embargo continúan cayendo en las trampas del colombiano usurpador pues la validación de los partidos políticos no era para nada necesaria ya que, y eso realmente no logro entenderlo, porque la Ley Orgánica de Procesos Electorales en su Título V referente a las postulaciones permite la inscripción de candidatos por grupos de electores y por ello no era necesario caer en el chantaje del régimen y han debido rechazar de plano tal convocatoria y nada hubiera ocurrido pero la MUD efectivamente le hubiera enviado un claro mensaje a todo el mundo dentro y fuera de Venezuela al no estar dispuesta a convalidar ningún tipo de acciones arbitrarias y contrarias a la Constitución y a las leyes y podría haber mantenido una posición claramente contraria al régimen.

Porque es que si llegan a ilegalizar a los partidos no pasa nada ya que la citada Ley Orgánica de Procesos Electorales establece en sus artículos 43 a 53, los mecanismos para las postulaciones a cargos de elección popular.

Por lo tanto, esa validación no es necesaria, pero he escuchado a varios voceros de la oposición alegar que “sin partidos políticos no hay democracia”. Sin embargo, esa es una enorme contradicción porque esos mismos voceros también aseguran que en Venezuela no hay democracia. Entonces, ¿en qué quedamos?

Gilberto Velásquez S.


Compromiso de la Unidad Democrática ante la amenaza de ilegalización y cancelación de los partidos políticos

Venezuela entera y el mundo saben que el régimen que representa Nicolás Maduro y la cúpula que lo acompaña es rechazado por la gran mayoría del pueblo venezolano: cualquier proceso electoral libre, justo y transparente resultará en una gran victoria de las fuerzas democráticas y, por ende, en otra gran derrota para la dictadura.

Por ello, el régimen decidió avanzar en una estrategia dictatorial que busca desconocer y eliminar definitivamente el derecho al voto de los venezolanos. Ejemplo claro de ello son el desconocimiento de la Asamblea Nacional; tanto la suspensión inconstitucional del Referendo Revocatorio como de las elecciones de Gobernadores que debieron realizarse el año pasado; las amenazas de ilegalización a la tarjeta de la Unidad; y la sentencia del TSJ que obliga a los partidos políticos a participar en un proceso “validación y registro de militancia” bajo condiciones injustas y sin sentido.

No tenemos ninguna duda que esta nueva maniobra de la dictadura atenta con el sistema plural de partidos políticos democráticos, incluidos partidos que apoyan al propio gobierno; dejar a la discreción del régimen la selección de su oposición; así como propiciar la división de los partidos de la MUD a través de un proceso de canibalización política que evite la consolidación de tarjetas y candidaturas únicas para las elecciones que deben ser realizadas cuanto antes.

Es justamente en estos momentos difíciles cuando más se necesita de la Unidad, el compromiso y la responsabilidad de todos las organizaciones, líderes y ciudadanos comprometidos con la construcción de un futuro mejor, para impedir la consecución de los objetivos del régimen y lograr los del pueblo de Venezuela, representados por la alternativa democrática.

Por todo lo anterior expuesto, los partidos políticos abajo firmantes, miembros activos y militantes de la Unidad Democrática, nos comprometemos ante toda Venezuela a:

  1. Reafirmar públicamente nuestro compromiso con el cambio urgente y constitucional, así como nuestro compromiso irrestricto de unidad. Para ello, asumimos íntegramente la defensa de todos y cada uno de los partidos políticos que hacen vida dentro de la Mesa de la Unidad Democrática ante el intento inconstitucional e ilegitimo de su ilegalización.
  2. Reconocer y mantener como integrantes de pleno derecho, bajo las mismas condiciones actuales, a los partidos que actualmente forman parte de la Mesa de la Unidad Democrática, independientemente de su reconocimiento o no por parte del Consejo Nacional Electoral tras el actual proceso de validación o ante cualquier acción que busque desconocer, intervenir o ilegalizar a cualquier partido de la MUD a través del Tribunal Supremo de Justicia o cualquier otro órgano del régimen.
  3. Defender, reconocer y respetar los símbolos y siglas de la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática como patrimonio de todos los venezolanos que apuestan por el cambio y los partidos políticos que hacen vida en la MUD
  4. Colocar las tarjetas de los partidos políticos que logren validarse y/o tengan la posibilidad de presentarse en los procesos electorales venideros al servicio pleno, irrestricto y sin condiciones de la Unidad. Nos comprometemos a inscribir ante la instancia electoral la totalidad de los candidatos unitarios, independientemente de sus partidos de origen, para que pueda expresarse la voluntad mayoritaria de cambio del pueblo venezolano.
  5. Ratificamos el compromiso de escoger los candidatos unitario a través de elecciones primarias y en consecuencia a partir de hoy instrumentaremos todo lo conducente para lograr ese fin

    Asumiendo este compromiso firme ante el pueblo de Venezuela y nuestros compañeros de la unidad los partidos de La Mesa de la Unidad Democrática.

7 de marzo de 2017

print
Comentarios con Facebook

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.