Ni con nadie más

Los Estados Unidos no parece estar interesado en romper las relaciones diplomáticas -ni ningún otro tipo de relación- con Venezuela.  En estos momentos, la única persona con el poder constitucional para formar o suspender relaciones de cualquier tipo con otra nación, es el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, actualmente el Diputado Juan Guaidó, actuando como encargado del Poder Ejecutivo por estar vacante el cargo de presidente.  Así lo ordena la Constitución vigente.

Quien ha declarado a los funcionarios de los Estados Unidos personas non gratas es el Nico Maduro, que ni siquiera lo reconocemos como ciudadano venezolano.

El presidente de los Estados Unidos, Daniel Trump, declaró públicamente que no reconoce otra persona como presidente de Venezuela que no sea elegido por la Asamblea Nacional.  Significa que no tiene la intención de retirar el personal de su embajada, que no sea la propia seguridad de ellos.

Esta es una bella oportunidad para que cualquiera de los numerosos Generales en Jefe de que disponemos en la Fuerza Armada Bolivariana de lucir su bravura militar dirigiendo personalmente una acción relámpago contra la embajada gringa para hacer cumplir la orden emitida por el Nico.  Quién así lo hiciera demostraría que la devoción que públicamente y con frecuencia le profesan al Nico no es solo retórica, sino que es hasta “con la vida”.

Que nadie se atreva a quitarle esta oportunidad a uno de los tantos Generales en Jefe que ya ha producido nuestra revolución y son pocas las oportunidades de probar en el campo de batalla el arrojo militar.  Es más, son tantos los GenJefes de Venezuela y tan pocos los militares que quedan en la Embajada gringa que no tendrían que llevar tropa, o guerrilla, ni asesores cubanos, rusos o iraníes.

¡Pa’lante, valientes!  ¡Pa’que Trump sepa con quien se mete!

– Armando Azpúrua -26-1-2019

Imprimir
Comentarios con Facebook

Escribe tu comentario: