Armando Azpúrua

Lo más triste e inútil es escribir sobre LO QUE NO DEBEMOS HACER sin decir que es LO QUE DEBEMOS HACER. 

Lo que debemos hacer es RESISTENCIA Y PROTESTAS PLANIFICADAS, ORGANIZADAS, NO VIOLENTAS, CONTUNDENTES Y PERSISTENTES.  Que no cesen cada vez que el gobierno usurpador proponga algo absurdo como el Carnet de la Patria, el diálogo, la constituyente, el desacato, la guerra económica, el Petro, la elección relámpago, los 15 motores, Venezuela potencia, los no alineados, el estado de excepción permanente…  O que la MUD nos llame a hacer otra cosa.

Si no sabes de qué hablo, visita protestavenezuela.com  – facebook.com/protestavenezuela twitter.com/protestavenez,  Participa y colabora con su redacción y divulgación.

Todo pago de un impuesto, tributo o coima a este gobierno usurpador o cualquiera de sus colaboradores, bajo estas circunstancias, es traición a la Patria, es colaboración con el enemigo de la Nación.  Si te cierran el negocio, acata.  Si eres funcionario, no seas eficiente. 

El sabotaje por inacción no es violencia, ni lo es la negligencia, si no causa daños a personas.  Manifestar, no es violencia, mucho menos terrorismo.  El plantón, la ocupación, no es violencia, mucho menos terrorismo.  Si te quieren sacar, tienen que cargarte.  Mantén ti cara en alto, no te doblegues, pero no seas un mártir.  No provoques a los opresores armados y violentos, tu enemigo no está en la calle, está en las lujosas oficinas burocráticas o viajando en el exterior que los mantienen con tu dinero.  No caigas en provocaciones, el opresor sabe bien que la no violencia es más efectiva que la violencia y buscará como hacerte arrechar y violento(a).

Apoya y ayuda a las manifestaciones sociales y espontáneas de quienes sufren directamente la escasez criminal predeterminada para mantener a las masas subyugadas.

Pero por sobre todo, no te rindas, no te resignes ni te arreches ni te desesperes, espera y prepárate para el tiempo perfecto.  No dejes de HACER LO QUE DEBES HACER porque tu vecino no lo esté haciendo.

Si quieres a Venezuela, que Dios te bendiga y te ampare nuestra Virgen de Coromoto.

Armando Azpúrua, Profesor Jubilado de la Universidad Central de Venezuela

Imprimir
Comentarios con Facebook

Escribe tu comentario: