Es necesario concientizar a todas las personas y otros ámbitos como el de salud y justicia, para reconocerlos como miembros de la sociedad.

La inclusión en todos los ámbitos de la sociedad, de las personas con discapacidad el país, es una de las materias pendientes del Estado Venezolano.  En artículos anteriores nos hemos referido al laboral y el educativo.  En esta ocasión abordaremos el social como el ámbito que los aglutina a todos, pero que en su conjunto, es el menos desarrollado.

Las personas conviven en lo cotidiano, con sus diferencias de raza, credo, condición social, sexo, edad en igualdad de condiciones y sin discriminación alguna, como lo señala la Constitución y las Leyes en particular que pretenden garantizar los derechos de las PcD, para que la igualdad ante estas sea real y efectiva.

La inclusión social de la PcD no solo abarca lo educativo y lo laboral.  La social es la que quizá sea la más importante; dependiendo del criterio y enfoque que se le quiera dar; ya que los miembros de una sociedad deben convivir y relacionare en lo cotidiano con todas sus diferencias.

Pero el Estado Venezolano no promueve esta convivencia, dando a conocer cuáles son las capacidades y limitaciones (Impuestas por la misma sociedad.  No nos referimos a la discapacidad en sí), de las personas con discapacidad y como valorarlas y apoyarlos cuando sea necesario.  Se origina entonces la exclusión.

Esto se debe a varias causas:

1°.El Estado no promueve la prevención de la discapacidad a través de los medios o del sistema educativo

2°.Los estudiantes, independientemente de los diferentes subsistemas, niveles y modalidades a los cuales asisten, no desarrollar contenidos en formación ciudadana para abordar el trato con sus pares con discapacidad y menos en lo social, en lo cotidiano.

3°.Igual para los diferentes profesionales que son formados en las Universidades o en cualquier otro subsistema.  Esto incluye los policías, bomberos, y servidores públicos en general.

4°.  El Estado tampoco promueve campañas de para el trato adecuado de las PcD en situaciones cotidianas y de apoyo cuando así lo requieran estos.  De todos modos es más complejo, ya que, como lo señaláramos anteriormente, es papel previo de la familia y la escuela en ese sentido.  Es una omisión en doble sentido.

No solo las políticas educativas y laborales para la inclusión de las personas con discapacidad en dichos ámbitos son necesarias de promover y aplicar.  Es necesario concientizar a todas las personas y otros ámbitos como el de salud y justicia, para reconocerlos como miembros de la sociedad (Que de hecho ya lo son pero con obstáculos – barreras que esta crea y les imone) pero con los mismos deberes y derechos que todos.  Se debe facilitarles cómo lograrlo, y el papel de lo social es determinante.  La formación ciudadana en otras palabras.  La convivencia.  Al no hacerlo se promueve la exclusión.

– JUAN KUJAWA HAIMOVICI – 12-11-2018

juankujawa@gmail.com

 

Fuente:

http://www.eluniversal.com/el-universal/25467/la-inclusion-social-materia-pendiente

print
Comentarios con Facebook

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.