Le pregunté a un chavista oficialista, si a él le gustaría que su hija se casara con un obrero o un marginado.  No me dejó completar la interrogante cuando me sorprendió con una respuesta tajante que le salió del alma.  ¡No, yo quiero que se case con un magnate que la cuide y le dé buena vida y seguridad!

No estaba seguro si se trataba de una broma y le lancé una segunda pregunta, ¿y la revolución?  Eso no tiene vid, me dijo.

¿No ve como está todo esto? No soy político, estoy aquí por compañerismo con mi amigo el Gobernador, me contestó.  Sí, pero con ese apoyo incondicional a su camarada está contribuyendo a la destrucción del país. 

Es instintivo del ser humano es querer tener bienestar económico y social.  Si no, que se lo pregunten a Maduro y al turco del restaurante.  Quien deseé lo contrario debe revisarse los anaqueles del cerebro porque algo le funciona muy mal.  Lo de “ser rico es malo” resulta una tremenda majadería basada en la falacia de que el rico explota al pobre.  Lo del igualitarismo retrógrado es una teoría retardataria que ha demostrado ser fatalmente errónea en todos los países donde se ha implantado.

China, a partir de 1979 (hace 40 años) aceleró las reformas económicas de tipo capitalista, manteniendo la retórica del comunismo.  Desmantelaron las granjas colectivas y privatizaron las tierras y las industrias, y para los 90, cerca de 150 millones de campesinos habían salido de la pobreza.  Últimamente, se han privatizado más de 200.000 empresas públicas, y en el escenario mundial, China se comporta como una potencia capitalista que cuenta con 251 multimillonarios, cada uno con más de 1000 millones de dólares en sus cuentas privadas.

Hace casi 30 años que la gloriosa Unión Soviética se desintegró en 16 países, todos los cuales volvieron al capitalismo. 

En 2016, la casa de moda más chic del mundo, Cocó Chanel, presentó su colección “Crucero” con un fastuoso desfile lleno de glamour en las calles de la empobrecida Habana al tiempo que en 2017 se inauguró el primer centro comercial de lujo.  Fidel y la Revolución quedarán para suvenir de turistas.  Y estos zánganos comunistas reciclados venezolanos, antojados en su fracaso. 

No me canso de decirlo.  Haber sido comunista fue un error, seguirlo siendo es una tremenda estupidez. 

Que oiga quien tiene oídos.

– Ernesto García Mac Gregor – 24-9-2018

Fuente: http://www.laverdad.com/opinion/146009-la-hija-del-chavista.html

Imprimir
Comentarios con Facebook

2 Comentarios

  1. I have been surfing on-line more than three hours lately, yet I by no means found any attention-grabbing article like yours. It is lovely value enough for me. In my opinion, if all site owners and bloggers made good content as you probably did, the internet shall be much more helpful than ever before. “We are not retreating – we are advancing in another Direction.” by Douglas MacArthur.

Escribe tu comentario: