Asamblea Nacional de Venezuela
Nueva Directiva 2019
Edgar Zabrano,1er Vicepresidente
Juan Gaidó, Presidente
Stalin González, 2do Vicepresidente

 OPINIÓN POLÍTICA

mienza 2019 y más de 30 millones de almas venezolanas esperan con ansias una solución a la voraz crisis que nos asecha.  El sentimiento de desesperanza sigue recorriendo nuestras calles.  Muchos de nosotros tenemos la sensación de que estamos corriendo en un maratón de largo alcance donde a pesar de estar cerca del objetivo comenzamos a fatigarnos y ver la meta más lejos, pero es justo recordar que esta sensación no ha sido autocreada.  Es el mismo Gobierno con sus “logros aparentes” y sustentado en una línea comunicacional hitleriana, científicamente creada, basada en el cinismo y la mentira, lo que nos hace sentir que el gran Goliat avanza triunfante sobre nuestros huesos.  Esto se afianza con la poca claridad y las muchas contradicciones que se originan en el seno de la oposición tradicional.

Chavistas y no chavistas seguimos expectantes los primeros acontecimientos políticos del año, entre ellos el nombramiento de la nueva Junta Directiva de la Asamblea Nacional, la cual fue precedida por la declaración del Grupo de Lima, que decidió no reconocer las elecciones del 20 de mayo de 2018 y por ende un nuevo período de Nicolás Maduro.  En paralelo resonaron las declaraciones del embajador de Francia en Venezuela, quien anuncia que no asistirá a la toma de posesión de Maduro y asegura que se trata de una posición conjunta de la Unión Europea.  Pareciera que iniciamos el año con todos los ingredientes para “precipitar” una salida, pero, ¿por qué todavía la seguimos viendo tan lejos?

Un sector de la oposición tradicional nuevamente quema una oportunidad de oro al salir frente al país y al mundo sin tener precisión en el “qué” y el “cómo”, por ejemplo, han dejado correr dos escenarios para tratar la situación de legitimidad de Nicolás Maduro; han combinado dos hechos que son excluyentes entre sí: la usurpación y el vacío de poder.  O es una o es otra, porque jurídicamente son de naturaleza y de procedimientos distintos; es decir, una vez más salen a vender una propuesta sin claridad en la estrategia y con los cables enrollados.

Por otro lado, es un error personalizar la responsabilidad que tiene la AN en Juan Guaidó, como también lo es que se le comience a tratar como una especie de presidente de la República y que de paso se le exija que se ponga a la altura del compromiso de sustituir a Maduro en el poder.  Es que ¿acaso la AN no es un cuerpo colegiado?  Desde ya han convertido al joven Guaidó en un blanco de ataques y lo que debe ser responsabilidad de todo un colectivo se lo endosan a una persona?

La salida de esta crisis debe contar con el consenso de todos los factores, incluyendo el chavismo democrático de base, para que se pueda preservar algo que es tan importante como el cambio de presidente: la gobernabilidad.  Sin eso, saldríamos de un problema para entrar en otro más complejo, una dimensión desconocida.

El consenso para la salida tiene que venir de la base opositora y de la base chavista consciente, ya que en definitiva todos queremos superar esta crisis y apostamos a un cambio en el modelo que nos llevó a esta terrible situación, pero al menos el sector del que yo vengo, del chavismo de base, no suscribirá ninguna propuesta donde no exista claridad y firmeza.  De allí la importancia de que los líderes de la oposición tradicional entiendan que todo planteamiento debe venir acompañado de una estrategia clara, coherente, factible, incluyente, democrática y sin el dominio de los intereses particulares.

En otro escenario tenemos la declaración del 4 de enero que hace el Grupo de Lima, que contempla elementos importantes y de razón en once de los trece puntos allí explanados. Sí, infelizmente han cometido dos errores garrafales que impiden respaldar tal declaración.

En primer lugar, en su numeral 3 hacen una solicitud utópica y poco factible sobre la “transferencia” de poder del presidente de la República a la Asamblea Nacional.  Será que ellos imaginan que Nicolás Maduro llamará a Juan Guaidó y le dirá algo como: “Vente a Miraflores para arreglar la transferencia del poder”.  No he visto algo más utópico que esto; realmente perdieron la oportunidad de presionar al Gobierno para que más bien llamara a un “proceso soberano de negociación y concertación nacional”.

La palabra “negociación” puede que caiga pesada a muchos, pero tenemos que dejar de lado “lo que yo quisiera” por lo que es realmente factible.  Siendo pragmáticos existen dos salidas a esta crisis: la salida negociada, que le genere a la clase gobernante la “comodidad” para entregar el poder, o la salida violenta, pero lo mismo ante una salida violenta o en la guerra, se negocia.

Ante esa utópica petición del Grupo de Lima me pregunto: ¿será que la comunidad internacional subestima a Maduro y su equipo?, o ¿están colocando metas de difícil cumplimiento para agudizar la crisis y justificar una futura intervención?  Lo que sea, será importante tenerlo claro si quieren contar con el respaldo de los sectores verdaderamente democráticos del país.

En el tan controvertido punto 9 de dicha declaración, donde prácticamente el Grupo de Lima condena que Venezuela haya defendido su espacio marítimo que colinda con Guyana, tenemos que reconocer que realmente se fueron de bruces: los patriotas, ningún venezolano puede aceptar que se interpele un acto realizado en defensa de nuestra soberanía.  Entendemos que el actual Gobierno es un violador incansable de nuestra soberanía, pero es precisamente por ello que no podemos hacer una defensa selectiva, es decir, debemos condenar con la misma fuerza tanto cuando lo hace el Gobierno como cuando lo hace cualquier otro factor, sea nacional o internacional.

Ahora nos queda una interrogante: ¿por qué el Grupo de Lima, después de que no apoyaba ningún tipo de postura relacionada con injerencia o intervención, e inclusive dejó solo al secretario general de la OEA, Luis Almagro, en el momento más álgido de su lucha, ahora parece tener una postura más firme? ¿Será que el panorama internacional con Bolsonaro (quien se ve más decidido que Duque) junto a la Comunidad Europea decidida a no darle espacio a Maduro les ha hecho cambiar de opinión?

Como si fuese poco, Nicolás Maduro llama a la oposición a negociar con una agenda abierta, interesante, pero ni por casualidad nos llama a nosotros, los chavistas que estamos descontentos con su gestión, que también somos oposición.  Él nos ignora, ¿por qué será?  De seguro le es más fácil reunirse con aquellos a quienes puede convencer con prebendas, porque a nosotros nos tiene que dar muchas explicaciones y convencer con moral revolucionaria.

Lo cierto es que hemos arrancado el año como se esperaba, con mucha actividad en el campo político, pero ninguna todavía termina de pintar el escenario ideal; mientras tanto los venezolanos nos seguimos preguntando qué vamos a hacer y qué va a pasar, porque pueden plantearse muchas opciones, pero si no hay claridad en la estrategia no habrá una salida factible y de consenso.

Antes de terminar, me permito hacer un paréntesis para aclarar por qué la llamo “oposición tradicional”. Pues la llamo así porque nosotros los que venimos del chavismo, que creemos en la democracia plena, protagónica y participativa, en el respeto y defensa de la Constitución y los Derechos Humanos, también somos oposición, pero una oposición que ha surgido dentro del proceso revolucionario.

En la próxima entrega les hablaré de nuestra propuesta.

Indira Urbaneja – 7-1-2019   –   El Pitazo

*El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en esta columna

 

OTROS ARTÍCULOS DE INDIRA URBANEJA
OPINIÓN | Se nos fue 2018

OPINIÓN | ¿Qué le espera al compatriota Nicolás el 10 de enero?

OPINIÓN | ¿En Venezuela habrá navidades felices?

 

Fuente:

http://elpitazo.info/opinion/opinion-inicio-2019-politicamente-movido-sin-claridad-la-estrategia/

Imprimir
Comentarios con Facebook

4 Comentarios

  1. Howdy I am so thrilled I found your webpage, I really found you by mistake, while I was researching on Google for
    something else, Anyways I am here now and would just like to
    say thanks a lot for a incredible post and a all round
    thrilling blog (I also love the theme/design), I don’t have time to
    go through it all at the minute but I have book-marked it and also added your RSS feeds, so when I have time I will
    be back to read much more, Please do keep up the excellent job.

  2. I just could not leave your web site before suggesting
    that I actually loved the usual information a person provide
    for your guests? Is going to be again continuously in order
    to inspect new posts

Escribe tu comentario: