Foto: Rayner Peña R.

Caracas.- Para el sociólogo José Gregorio Guerra, profesor de la UCAB, y Lorena Liendo, de la ONG Sinergia, un replanteamiento estructural que permita capitalizar el descontento popular de cara a un cambio general en el país se está gestando en el seno de la oposición.

Consultados sobre la eficacia de las protestas atomizadas que se realizan actualmente en el país, en el programa radial de César Miguel Rondón, transmitido por el circuito Éxitos, ambos especialistas coincidieron en afirmar que en el país se vive un momento de desesperanza ciudadana que contrasta con la imperiosa necesidad de resolver problemas puntuales como acceso a servicios en las comunidades y por mejoras salariales para enfrentar la hiperinflación en los sitios de trabajo.

Lee también: VIDEOS | GN intenta impedir que vecinos de Santa Teresa protesten por falta de agua

Lorena Liendo pondera que la ciudadanía percibe una pérdida de sus esfuerzos por solventar problemas mayores del país y por eso busca solucionar problemas puntuales, sin articulación con otros afectados por los mismos asuntos, como los servicios, la salud y la comida.  Esta atomización y falta de coordinación atenta contra la idea de pasar de la simple demanda a tener una incidencia en un cambio político.

Para Liendo, aún están abiertas las heridas de los hechos de 2014 y 2017.  “Los ciudadanos están muy agobiados por la tragedia”.  “Todavía estamos en duelo colectivo por lo que pasó el año pasado”, refrendó Guerra.

A su juicio, el gobierno ha tenido éxito en insuflar la eficacia de las protestas puntuales, al resolverlas rápidamente, y en disuadir las nuevas manifestaciones mediante la influencia de los consejos comunales, que también resuelven problemas puntuales.

Agregó que es un desafío de la oposición lograr que las protestas actuales permitan conducir a un cambio mayor de las cosas porque hay pocas señales de que puedan llevar a algo de impacto político.

Para José Gregorio Guerra, el problema actual con la eficacia de las protestas atomizadas pasa por la dificultad para que los activistas puedan realizar el acompañamiento efectivo en todo el país.  “En mayo hubo alrededor de 28 protestas diarias en el país.  Más de una por hora”, precisó.

En torno a la situación, Liendo apuntó que hay elementos positivos.  El principal es que la ciudadanía está dispuesta a seguir protestando, porque los derechos se demandan y eso justifica el reclamo.  “Lo hacen porque tienen que buscar una solución inmediata a su problema”, indicó.

Para Guerra, el modelo de gobierno es insostenible y la larga lista de problemas y protestas “hará que nos encontremos nuevamente en el campo político”.  Agregó que el liderazgo de oposición se está replanteando para responder a ese clamor.  “Es una realidad”, afirmó.

Redacción El Pitazo -10-7-2018

Fuente: http://elpitazo.ml/ultimas-noticias/374638/

Imprimir
Comentarios con Facebook