Que como pueblo nos dejemos hacer lo que nos están haciendo, y no reaccionemos; que siendo reacios a la injusticia y la dictadura, no las estemos calando; que siendo valientes, luzcamos cobardes; que no ripostemos ante los crímenes de los que somos víctimas, me hace pensar que estamos ante obra de brujería colectiva, nos han hechizado como pueblo.

Por mi educación familiar, religiosa y académica, no soy fácilmente dado a creer en brujerías, menos aún a someterme al mundo de influencias maléficas o prácticas supersticiosas.  Pero así como existe el bien, el mal es una realidad, y así como existe Dios, el diablo anda suelto haciendo de las suyas.  Se me ocurre que el camino para sacudirnos el mal, más allá de la oración que todos los creyentes podamos hacer con fe, está la acción concertada e inteligente que nos permita unir fuerzas en Venezuela, coordinar el trabajo y la presión de la inmensa diáspora venezolana, y concertar la ayuda internacional para desalojar las posiciones tomadas en el país por Cuba, Irán, Rusia y Bielorrusia, por el narcotráfico internacional, la guerrilla colombiana y el terrorismo mundial.

Cuando vemos lo que ha pasado con la economía en Venezuela, cómo el régimen acabó con un país pujante y emergente, para colocarnos en el último lugar del Continente, junto a Haití y Cuba; cuando nos percatamos de que nos empobrecieron a todos, igualándonos por abajo, y bien abajo; cuando vemos que no somos capaces de cobrar los muertos que el régimen está dejando, siento que estamos embrujados.  Vamos al matadero sin chistar.  Recuerdo al noble pueblo judío en los campos de concentración nazi -tal como lo hemos visto en esas fotos para que la memoria colectiva no lo olvide- uno tras otro, silenciosos, caminando hacia la muerte.  Tal vez también ellos, entonces, estaban hechizados.

Cómo es posible que los venezolanos que estamos en el país, así como los millones que estamos afuera, no hayamos hecho sentir reciamente nuestra voz contra esta dictadura criminal, que ha roto a la familia venezolana, ha separado padres e hijos, ha hecho crecer la emigración precipitada, convirtiéndose en un drama para nosotros y para los países que reciben a nuestra gente, ante lo cual de manera sarcástica y criminal, los voceros del régimen dicen que no hay nada dramático en nuestra emigración, que eso es normal en los pueblos, que siempre hay gente que va o viene de un país a otro, como si fuéramos idiotas y pudiéramos dar por buena esa mentira que se convierte en bofetada contra el pueblo emigrante, contra la familia emigrada, y contra el pueblo que se queda y la familia que no sale.  Lo peor es que Maduro y sus secuaces se burlan de los emigrantes, calificándolos de lava-pocetas.  Las cifras oficiales hablan de más de tres millones de desplazados, yo pienso que es superior.

La Secretaría General de Naciones Unidas ha declarado que “el alarmante éxodo de venezolanos se configura como el mayor movimiento migratorio en la historia de América”, para añadir, que mientras unos se van, la población que permanece en Venezuela “sigue sufriendo la peor crisis jamás vista en el país”.  Y mientras esto ocurre, la preocupación invade a la comunidad internacional.

A veces pienso que el hechizo llegó más allá de nuestras fronteras, cuando hay Estados que todavía tratan al régimen usurpador y criminal como si fueran representantes legítimos.  Me duele el alma cuando todavía hay Jefes de Estado que hablan de diálogo y concertación, cuando la mesa de negociación fue mil veces burlada, ya no es camino, como también está cerrado el camino electoral.  La salida está en despertar del hechizo, en organizarnos y combatir, tanto los venezolanos de adentro como los de afuera, está en el despertar de los oficiales de nuestra Fuerza Armada, cuyo silencio e inacción los está haciendo cómplices.  Por último, la ayuda humanitaria internacional, en comunidad con los venezolanos, nos ayudará a sacar a los invasores.  Llevaremos a la cárcel a Maduro y a sus cómplices.

– Paciano Padrón – 4-9-2018

Teléfono: (0212) 482-4569
Twitter: @padronpaciano

E-Mail: pacianopadron@gmail.com

  • Fuente: http://www.diariocontraste.com/2018/09/esto-es-brujeria-o-no-por-paciano-padron-padronpaciano/
Imprimir
Comentarios con Facebook