– Jorge Ramos Guerra – 9-4-2017

<Jorge Ramos Guerra – Picapedrero

¡La hora de ciudadano y del militante!

Derrotado el bipartidismo en el poder (AD y COPEI) por la corrupción y la pérdida de confianza, e instaurado el militarismo chavista como organización partidista (PSUV) que se propuesto un régimen dictatorial de la peor ralea y vista la necesidad de rescatar el sistema democrático, como la vía escogida por la sociedad venezolana para trazar su destino, de una vez por todas, vivida la pesadilla actual, un CNE, aplicando la ya comentada “Ley de Partidos” de 1965, que permitiera precisamente a una clase dirigencial de COPEI y AD muy puntualmente, hacer con sus militantes lo que les viniera en gana, utiliza la “salsa que era buena para el pavo, para la pava”, en un proceso de “validación de partidos” con las típica artimañas, con las que se pudieran convocar elecciones dentro de la Delincuencia Organizada del sector público (corrupción y narcotráfico) y en el informal, la coordinada por los “Pranes” cooperantes de los primeros, lo que despertó afectos inactivos en algunos, que debe ser reconocido y respetado, más internamente de cada organización y en quienes no lograron esa validación, reinventarse para dejar de ser “partidos de maletín”.

Lo anterior, rescata el valor de militante o simpatizante de un partido y la importancia constitucional y jurídica del ciudadano, es decir, de quien se reserva sus sentimientos políticos para ejercerlos, a conciencia en los procesos electorales, sabiéndose protegido por el Estado de Derecho y que, a fin de cuentas, es quien termina decidiendo en los procesos electorales. Como se sabe, el militante partidista, es un ciudadano investido políticamente de dos condiciones. Goza de los derechos constitucionales  y políticos que le otorga la “ciudadanía” de “elegir y ser elegido” y de “asociarse con fines políticos” donde adquiere derechos en la asociación constituida, que de manera extraña o con intenciones patrañeras, el constituyente de 1999, no le calificó como “partidos”, lo que le convierte en “militante” con derechos a liderar o dirigir, y por lo tanto, a aspirar posiciones internas y representaciones externas, dinámica esta, que debe caracterizar a todo partido político democrático y que se fuese deteriorando y desconociendo por “roscas” o “autocracias” partidista en Venezuela, precisamente, por la ausencia de una legislación partidista electoral moderna y acorde con los principios democráticos de nuestra Constitución.

En cuanto al “ciudadano”, es un antiguo reconocimiento del Derecho Romano, inscrito en la Santa Biblia por el Apóstol Pablo, salvado de ser azotado por ser “ciudadano romano” y nuestro Bolívar, prefirió ese título, al de Libertador, porque aquel provenía de las leyes y el otro de la guerra. ¡Ciudadano! apenas lo recuerda algún policía, al ordenar pararse a la derecha, para – el bájate de la mula – y efectivamente, solo el presidente Rómulo Betancourt dignifico a sus “conciudadanos” en sus alocuciones, como de “compañero” a los militantes de Acción Democrática.

Ahora resulta, que un militante es un “borrego o cliente” de algún dirigente, mientras el “ciudadano” es presa de funcionarios corruptos en las dependencias pública, a los fines de cualquier trámite administrativo y más denigrante no puede ser, el trato recibido: — venga mañana, ahora no puedo, si quiere espere o se va y de paso ¡Aquí no se habla mal de Chávez!

Todo, a pesar que existen leyes que imponen sanciones a los funcionarios que maltraten al ciudadano, ¡ah! pero denunciarles – es echarle a perder los negocitos a los compañeros de partido – según me acusara en una ocasión Gastón Vera, Secretario General de AD-Lara, con motivo a prácticas gestoras, en dependencias del municipio Iribarren, hoy multiplicadas y tecnificadas, de allí, que reivindiquemos los títulos de ¡militantes y ciudadanos!

Jorge Ramos Guerra

ardive@gmail.com

  • Abogado y catedrático universitario, ex-gobernador del Estado Lara y Diputado al Congreso Nacional, columnista de prensa, Dirigente Nacional de AD y denodado dirigente y luchador social, hoy independiente.

    I – http://ardivegamilcom.blogspot.com/2017/03/picapedrero-en-que-momento-se-jodieron.html

    II –

    III –

    IV –

    V –

Imprimir
Comentarios con Facebook

Escribe tu comentario: