El presidente de EE. UU. toma la iniciativa frente a Nicolás Maduro.  Donald Trump se había mantenido hasta ahora en un segundo plano en lo referido a Venezuela, dejando el protagonismo a Mike Pence, pero tras las elecciones del domingo ha dado un paso adelante.  El renovado interés de la Casa Blanca por confrontar al régimen chavista llega en un momento muy difícil para Maduro tanto dentro como fuera de su país.

Donald Trump firmó la orden reforzando las sanciones al régimen de Maduro / Foto: La Casa Blanca

Hasta el momento, y aunque actuara en todo momento en nombre de Donald Trump, la cara visible de la estrategia de Estados Unidos ante el régimen de Nicolás Maduro ha sido el vicepresidente Mike Pence.  Esto ha cambiado a raíz de las elecciones venezolanas del domingo.  El inquilino de la Casa Blanca se ha puesto al frente de las acciones frente a la dictadura chavista.

Trump firmó este lunes una orden ejecutiva reforzando las sanciones contra el régimen de Maduro, que incluye la prohibición de compra de activos del Estado venezolano (también de PDVSA) por parte de particulares, empresas e instituciones estadounidenses.  Según un experto consultado por ALnavío, “más que de un endurecimiento de las sanciones, se trata de un ajuste técnico.  En el fondo sigue siendo lo mismo que hasta ahora, evitar que el gobierno de Maduro se financie en Estados Unidos”.

Más que de un endurecimiento de las sanciones, se trata de un “ajuste técnico”

El experto dijo que la nueva orden ejecutiva “frena una vía que el régimen debe haber estado usando”.  Explica, a modo de ejemplo: “PDVSA puede crear una cuenta para cobrar a un año ligada a una venta a futuro de petróleo.  Luego un operador le ‘compra’ ese papel a PDVSA con un descuento y posteriormente se voltea para venderlo en el mercado estadounidense.  Como el deudor no es PDVSA sino el comprador del petróleo que emite la factura (cualquier empresa sirve), queda fuera de las sanciones originales”.

Con posterioridad a la firma, la Casa Blanca emitió un comunicado con declaraciones de Donald Trump, en las que decía que “he tomado medidas para evitar que el régimen de Maduro realice ventas clandestinas, liquidando activos críticos de Venezuela, activos que el país necesitará para reconstruir su economía.  Este dinero pertenece al pueblo venezolano”.

Añadió que el objetivo es “evitar que el régimen de Maduro venda o garantice ciertos activos financieros venezolanos, y prohibir que gane dinero de la venta de ciertas entidades del Gobierno venezolano”.  También hizo “un llamamiento para que el régimen de Maduro restaure la democracia, realice elecciones libres y justas, libere a todos los presos políticos de manera inmediata e incondicional, y ponga fin a la represión y la privación económica del pueblo venezolano”.

El comunicado de Trump iba acompañado de una fotografía en la que el presidente de EE. UU. posa mostrando la orden ejecutiva recién firmada.  Junto a él, que está sentado, se encuentran de pie el consejero de Seguridad Nacional, John Bolton; el vicepresidente Mike Pence; el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el secretario del tesoro, Steven Mnuchin.

Poco antes de la firma de la orden ejecutiva quien había lanzado ya un mensaje era Pence, que ha liderado hasta ahora la estrategia de EEUU hacia América Latina en general y Venezuela en particular (Ver más: Mike Pence se hace bolivariano para enfrentar a Nicolás Maduro).  El vicepresidente emitió un comunicado en el que calificó las elecciones de “farsa, ni libres ni justas” y anunció que EE. UU. “no se quedará de brazos cruzados mientras Venezuela se desmorona y continúa la miseria de su valiente pueblo”.  También en Twitter publicó un mensaje en similares términos.

– Antonio José Chinchetru – 22-5-2018

https://alnavio.com/noticia/13793/actualidad/donald-trump-se-pone-al-frente-de-la-operacion-contra-nicolas-maduro.html

Imprimir
Comentarios con Facebook

Escribe tu comentario: