Como institución de carácter gremial, relacionada con el sector educativo, hemos decidido dirigirnos a la Sociedad Civil organizada con la finalidad de invitarlos a asumir un compromiso con el país.La salida al drama que vivimos no está en las manos de los ciudadanos como actores individuales; lo está en la confluencia de la diversidad de instituciones sociales que los incluyen y los organizan en torno a una visión compartida.Hoy lo que reclama la ciudadanía es una estrategia política para salir de un régimen que convirtió a una de las naciones con mayor potencialidad de desarrollo y bienestar humano, en un país en ruinas.La vía electoral, los mecanismos establecidos en la Constitución y un nuevo Consejo Nacional Electoral independiente e imparcial, son pasos fundamentales para superar el drama que vive la nación.  Es por ello que valoramos, en su justa dimensión, la propuesta presentada por el ciudadano presidente de la hermana República del Ecuador, “Lenin Romero” de consultar al pueblo venezolano para que decida sobre su futuro, mediante un referéndum consultivo, con observación internacional calificada.El evento “electoral” del 20 de mayo, como proceso fraudulento y al margen de la Constitución, agravó la situación y no validó la reelección del ciudadano Nicolás Maduro Moros como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela a partir del 10 de enero del 2019.La incapacidad o la falta de voluntad del régimen de cumplir con sus obligaciones para satisfacer las necesidades sociales más elementales, garantizar los derechos fundamentales y respetar las libertades individuales, ha convertido a la nación en un Estado fallido.La defensa de un trabajo digno, el respeto a la contratación colectiva y a la intangibilidad y progresividad de los derechos laborales establecidos en la Constitución son un imperativo ciudadano, razón por la cual valoramos las luchas unitarias emprendidas por diversas organizaciones de la sociedad dirigidas a reestablecer los derechos infringidos.La violación sistemática de los DDHH por parte de un régimen que no se conduele del sufrimiento de los venezolanos, que impide la ayuda humanitaria sustentada en el Derecho Internacional Público, en la Carta Democrática Interamericana y en la doctrina de la Responsabilidad de Proteger, exigida por la OEA, la ONU y sus organismos especializados en emergencias humanitarias, resulta inadmisible.La entrega del país y sus riquezas a gobiernos extranjeros, auspiciada y tolerada por un régimen que hipoteca la soberanía nacional y promueve la inherencia de agentes de la Dictadura Cubana desempeñando roles de control social, represión y tortura hacia la disidencia, nos convoca a la defensa del artículo primero de la Constitución que señala que la República Bolivariana de Venezuela es irrevocablemente libre e independiente, siendo derechos irrenunciables de la nación, entre otros, la independencia y la soberanía. Exigimos a la Fuerza Armada Nacional dar fiel cumplimiento al Artículo 328 de la Constitución el cual establece que ella constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política y, en el cumplimiento de sus funciones, está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna.Por las razones antes expuestas, la Asociación de Profesores de la UCV acuerda:

 1) Exhortar a la diversidad de factores democráticos a una dirección política unitaria, en tanto componente esencial de una estrategia de lucha por el cambio con posibilidades de éxito y nos comprometemos a formar parte de ella.

2) Convocar a la construcción de un gran movimiento unitario, de la sociedad civil organizada con la finalidad de promover el restablecimiento de la democracia para que cobre vida lo contemplado en el preámbulo de la Constitución de transformar a Venezuela en un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y, en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político.

3) Invitar a organizaciones y personalidades a adherirse a este planteamiento y a respaldar aquellas acciones que, dentro del marco del estado de derecho, se lleven a cabo para restituir el hilo constitucional con fundamento en lo contemplado en el artículo 333 de la Constitución que establece:

“Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella.

En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.”

ASOCIACIÓN DE PROFESORES DE LA UCV – 29-10-2018

Fuente: APUCV INFORMA N° 914 29-10-2018

Imprimir
Comentarios con Facebook

2 Comentarios

Escribe tu comentario: