Leocenis García

García: “Fueron los medios de comunicación los que plantearon la bota mágica de Chávez como solución”

El periodista venezolano, seis veces encarcelado por el régimen chavista, Leocenis García, ha hablado con LA RAZÓN TV del futuro de Venezuela, la situación de la oposición, el papel de los medios de comunicación, la juventud que está en las calles reclamando libertad…

Para oír la entrevista de LaRazón.es http://www.larazon.es/internacional/leocenis-garcia-en-venezuela-hay-una-crisis-enorme-de-liderazgo-KG17009773

En “La rebelión de los tejones” (Ed.  Libros Marcados) critica usted el estatismo que asoló Venezuela ya décadas antes de la llegada al poder de Hugo Chávez.  ¿Qué responsabilidad tuvieron en ello los medios de comunicación?
El tema en Venezuela es que en el fondo el socialismo gobernante y la socialdemocracia que aspira el poder, son una misma cosa, sólo se diferencian en el grado de intensidad que ponen a los controles.  En Venezuela hay una crisis enorme de liderazgo; es una clase política corrompida en el poder que se agotó y una clase que ya gobernó y que parió las causas que llevaron a estos que están gobernando a estar en el poder, que están no solo deslegitimados, sino agotados.

En Venezuela está surgiendo un movimiento natural que está en las calles, es un movimiento liberal porque los jóvenes de manera espontánea se hacen llamar: ‘‘libertarios’’, pero cuando tú escuchas qué significa ser libertarios para ellos, ellos inmediatamente lo precisan mejor que CEDICE o el Club de los viernes; dos organizaciones que yo respeto.  Lo dicen mejor que cualquier intelectual liberal de América Latina.  Ellos dicen que están luchando por tener su casa, por tener su empleo, por tener una familia y por quedarse en Venezuela.  Dicho de otra forma, están luchando por su derecho a la propiedad, por su derecho a tener libertad económica y a limitar el poder del Estado y que el Estado vuelva a su única función que es proteger la vida de la gente y sus bienes.  Hay un espíritu liberal en las calles de Venezuela con el cual no está casado ni la socialdemocracia ni el socialismo.

Una sociedad es el resultado de las ideas que tienen sus individuos, y los individuos tienen ideas que parten de aquello que los intelectuales siembran en ellos, lo que les dicen.  Hay dos vías de formar eso que llaman: ‘‘el pensamiento del hombre’’; una es a través de la educación y los valores que se reciben, a través de la educación formal; y otra, a través de los medios de comunicación.

En el caso de la educación de Venezuela es una educación respetable que se ha dedicado a fortalecer un sector del país, es decir, la mano obrera, trabajadora.  El sistema educativo venezolano crea empleados, es un sistema que está en contra de la libre empresa, en contra de los empresarios, en contra de los emprendedores, en consecuencia, desde la cuna cuando toman a los niños hasta que se gradúan en las secundarias o en las universidades toda la formación que han recibido es una formación para ser empleados y no emprendedores.  Pero, los medios de comunicación que han vivido del contubernio del Estado en Venezuela que nacieron de los favores del Estado han ido creando toda una especie de que el Estado todopoderoso puede resolver los problemas de la gente, que el Estado todopoderoso puede proteger a la gente desde la cuna hasta la tumba y todo lo que han sembrado es un proceso de esclavitud que ha fortalecido a un Estado muy grande y cada vez hace al ciudadano mucho más pequeño.

Son los medios de comunicación los que le vendieron al país aún cuando no existiera el tema de las bolsas de comida CLAP una suerte de pan y agua que se les da a esclavos; son los medios de comunicación los que le dijeron al país que los gobernantes tenían que darles mucho aun cuando no se supiera a quién había que robar para cumplir eso que ellos predicaban.  Son los medios de comunicación de Venezuela los que enseñaron que el Estado tenía que hacer el bien y repartir el dinero, pero el Estado no puede hacer el bien sino con el dinero ajeno y hacer el bien con el dinero ajeno no solamente es antiético, sino injusto.  Solamente hay dos formas en que le Estado pueda a hacer el bien; uno: saqueando a los ciudadanos y dos: saqueando los recursos naturales, que son las dos principales ideas que han vendido los medios de comunicación en Venezuela.

Los medios de comunicación le dijeron al país que éramos muy ricos porque teníamos petróleo y que había que repartir eso, en consecuencia, estaban predicando uno de los argumentos de las ideologías colectivistas, es decir, que los recursos naturales son para saquearlos y para repartirlos, no entre pueblo sino entre un grupo de burócratas que dicen representar al pueblo.  Y la otra idea que sembraron los medios de comunicación es que, con sus impuestos, con sus aportes los ciudadanos tenían que respaldar al ejército, respaldar al Estado, respaldar la seguridad social, es decir, la otra idea del colectivismo que es el saqueo a los ciudadanos.

Fueron los medios de comunicación los que plantearon la bota mágica de Chávez como solución y son los medios de comunicación los que levantaron unas ideas en contra del libre mercado en Venezuela y cuando el presidente Carlos Andrés Pérez – el único presidente que ha intentado poner en práctica un plan liberal en Venezuela bajo la asesoría de gente como Moisés Naím o el doctor Diego Arria; dos de los más respetables liberales de Venezuela-, los medios de comunicación lo acusaron de Neoliberal, un fraude semántico, porque eso no existe, entonces, los medios de comunicación lo tumbaron y fueron los medios de comunicación lo que aplaudieron a Chávez aun cuando conocían su currículo de criminal y asesino porque había en nombre del pueblo llevado a un grupo de militares a una rebelión el cuatro de febrero que había terminado con la vida no sólo de civiles sino de militares.

¿Por qué la mayoría de periodistas (en todo Occidente) se considera de izquierdas?
Sencillo, porque es un problema del sistema educativo y de las ideas que siembra el sistema educativo, si las universidades y la educación está en manos de personas que han recibido una educación que los enseña a odiar la riqueza porque se supone que todo el que tiene riqueza o tiene éxito económico lo ha conseguido robándoselo a alguien, entonces, tienen una concepción del poder y de la vida económica basada en el robo, en el saqueo y la envidia, porque tanto la socialdemocracia como el socialismo están basado sobre valores de la envidia, el culto al hambre y la miseria porque se supone que todo aquel que tiene éxito económico lo logró de manera oscura.

Sin la pobreza y sin el hambre la socialdemocracia y el socialismo no existen, ni pueden existir porque la socialdemocracia y el socialismo predican que hay que resolver el problema de los pobres quitándole a los ricos, incluso, cuando se habla de esto uno ve la perversión que hay entre quienes defienden estas ideas colectivistas, es decir, ellos dicen que para que los pobres sean menos pobres tenemos que convertir a todos en pobres, incluyendo a quienes tienen más dinero.  Ahora, nunca quitándole a los ricos vas a resolver el problema de la pobreza porque cuando tú sumas todas las fortunas de los ricos de los países te das cuenta de que nunca vas a poder resolver el problema de la pobreza.

El problema de la pobreza se resuelve con educación con las ideas que metes en la cabeza a la gente.  Japón, Hong Kong, Israel y Estados Unidos han entendido que lo más importante de una nación no son sus recursos naturales sino las ideas, su gente y las ideas que la gente tiene, eso es lo que está haciendo los cambios en una era de la tecnología y la información.

¿Desapareció cualquier brizna de liberalismo de los partidos tradicionales, AD y COPEI y quizá por eso se abrió la puerta al populismo en Venezuela o es, sencillamente, que en Venezuela no había liberales?

En Venezuela nunca ha habido liberales, por ejemplo, en el periódico ‘‘El Venezolano’’ en el siglo XVIII se planteaba que un grupo de liberales estaban buscando el poder e influenciaban desde ese periódico a la sociedad.  Uno de los más prominentes intelectuales de ese periódico era Antonio Leocadio Guzmán padre de unos de los corruptos más grande que ha tenido Venezuela que es Guzmán Blanco, uno de los principales caudillos que ha tenido Venezuela.  Luego, se ha dicho que Gómez era liberal, que Pérez Jiménez era liberal y en Venezuela nunca ha habido liberalismo, en Venezuela ha habido caudillos con un ropaje liberal.  Acción Democrática y Copei son dos partidos socialdemócratas que en el caso de Acción Democrática por lo menos es más franco con los postulados que predica, en el caso del socialcristianismo yo siempre digo que eso es una cosa difícil de entender porque decir que Cristo era socialista es una contradicción, Cristo era un liberal.  Cuando Cristo en el sermón de la montaña le vienen a plantear que ‘‘la gente tiene hambre’’, él no dijo la clase de cosas que dicen los políticos, no les dijo: ‘‘esperen que yo voy a dar un gran discurso’’, no les dijo: ‘‘ya yo le voy a resolver el problema’’.  Les dijo a sus apóstoles ‘‘denle ustedes de comer’’ -que eran como sus líderes, dirigentes- era una forma de decir que, si la política no sirve para resolver los problemas de la gente, entonces es un cascaron vacío.

La política solamente sirve para resolver el problema de la gente en la medida que hagan lo que hicieron los apóstoles de Jesús, es decir, que la gente producto de su esfuerzo ponga un grano para resolver el problema del hambre, por eso, es que la multiplicación de los panes surge a raíz de que la gente ofrece su pan y Jesús tan buen liberal era, que San Pablo que es uno de sus principales predicadores y fundador de la iglesia, lo dice muy bien en una carta tesalonicense, le dice: ‘‘queridos hermanos, se lo hemos dicho bien claro, el que no trabaje que no coma’’.  Entonces, no hay nada más contradictorio que un cristiano que se llame ‘’socialista’’ o ‘’socialdemócrata’’.

En Venezuela no ha habido liberalismo.  Algunos dicen que otras experiencias que hay en América Latina son liberales, no son liberales.  Cuando tú analizas por ejemplo el Consenso de Washington y las recomendaciones que hizo el Consenso de Washington para América Latina y luego ves lo que hizo Bucarán, Alan García, Menen y algunos países cuyos presidentes se decían liberales tú te das cuenta de que no aplicaron estas medidas y que lo que ellos hicieron fue una falsificación de las medidas liberales.  Por ejemplo, cuando el Consenso de Washington predicaba que había que hacer privatizaciones libres, las privatizaciones no se hicieron de manera libre, sino que los presidentes entregaron las empresas a sus amigos, siendo así quiere decir que, América Latina y Venezuela no está así gracias a las medidas liberales sino por la ausencia de ellas.

Donde se ha puesto en práctica las medidas liberales hay indicadores económicos de primer mundo como en Chile, durante el Gobierno del presidente Pinochet.  Los que hoy predican liberalismo en Venezuela, no son ninguno liberales.  Hay dos clases de liberales en Venezuela; unos intelectuales que no salen de sus bibliotecas en CEDICE, que viven predicando a Hayek, Von Mises, Ayn Rand, Milton Friedman a Tocqueville, pero que no logran entender que estas ideas liberales están naturalmente en el pueblo, abajo y quieren imponérselas desde arriba y otros que usan el ropaje liberal como unos embaucadores para recibir financiamiento extranjero, pero en Venezuela no hay ningún partido liberal.  Incluso, el partido de María Corina Machado, cuando tú analizas la clase de cosas que propone María Corina Machado cuando habla de ese fraude semántico que es el Capitalismo popular, como que, si el capitalismo no fuera popular por su propia génesis, te das cuenta de que Venezuela vive una enorme tragedia.  Por eso, nosotros en Prociudadanos estamos construyendo una enorme fuerza desde abajo, desde los más pobres donde sentimos que las ideas liberales están naturalmente.

Escribió su libro durante su cautiverio en los calabozos del SEBIN.  ¿Cómo se puede seguir defendiendo la libertad después de haber sido encarcelado en numerosas ocasiones, seis, por un régimen autoritario? ¿Convicción o locura?

Yo tengo una ventaja que no tienen algunos liberales en Venezuela, los liberales defendemos: el derecho a la propiedad, la libertad individual y defendemos que el Estado cumpla su función.  Yo no conozco cuán importante es el derecho a la propiedad porque me lo leí en un libro, a mí me robaron en nombre del pueblo que no es ningún pueblo, es un grupo de burócratas.  Yo no sé cuán importante es la libertad individual porque me la leí en un libro de Hayek sobre la libertad o de Von Mises, yo no sé cuán importante es la libertad individual porque a mí me privaron de mi libertad seis veces durante el gobierno socialista.  Yo no sé cuán importante es que el Estado cumpla su verdadera función, yo lo sé porque como muchísimos venezolanos he sido robado o perdido un familiar a manos del Estado o por su omisión.  Yo sé cuán importante es la libertad porque me corre en las venas, porque he luchado por ella a lo largo de mi vida; primero para salir de la pobreza extrema que es un grado de esclavitud de donde vengo y segundo por conseguir mi propia libertad porque yo no he sido liberado nunca por benevolencia del Gobierno, yo he hecho seis huelgas de hambre, dos de ellas: una de 55 y otra de 70 días.  Entonces tampoco sé qué es académicamente luchar por la libertad, yo lo sé exactamente y por eso lucho.

Recientemente Estado Islámico se jactaba de su lenta implantación en lugares de Hispanoamérica.  ¿En Venezuela?

Venezuela es la guarida del mundo.  Todos los militantes confusos del terrorismo internacional de alguna manera alguna vez han venido a parar a Venezuela.  Eso que llaman: ‘‘El Estado Islámico’’ no es ningún Estado, no hay nada más perverso que matar en nombre de Dios y las religiones se respetan siempre y cuando respeten el derecho natural del ser humano a la vida.  Cualquier religión que irrespeta el derecho natural a la vida y lo quiere quitar en nombre de Dios, no es religión sino una seta de criminales y como criminales tienen que ser tratado en todas partes del mundo porque la violación contra la vida es una violación contra el derecho humano, entonces tiene que ser perseguido en todas partes en Venezuela, en España, en Israel, en Jerusalén, en Estados Unidos y donde sea.

¿Habrá salida para Venezuela?
Venezuela tiene salida, necesitamos del apoyo internacional.  Necesitamos de todos los liberales del mundo que nos ayuden a quienes estamos esparciendo las ideas de la libertad en Venezuela a multiplicarla porque Venezuela hoy es una aldea en manos de unos caciques, unos chamanes, unos brujos, unos vendedores de humo, unos gitanos que echan la suerte en la esquina.  Venezuela es una aldea, no es un país porque un país es valores, prosperidad económica y es libertad.  Un país tiene libertad, una aldea no.  En una aldea hay súbditos que están dependiendo del chaman de turno y eso es Venezuela, millones de ciudadanos dependiendo del chaman de turno que hoy es Nicolás Maduro, ayer fue Chávez, mañana puede ser Henry Ramos Allup, Capriles porque toda la clase política en Venezuela prometen más controles, subsidios, repartir lo que no se produce, es decir, son las diferentes caras de una misma moneda, son diferentes sabores de una misma bebida.  Todos defienden que el Estado sea muy grande y que el ciudadano sea muy pequeño.  De manera que los liberales necesitamos el apoyo del mundo para poder transformar Venezuela como está transformando Macron Francia, como lo está haciendo el presidente liberal de Alemania, como está haciendo Macri con Argentina porque la situación que viene en Venezuela es terrible.  El próximo Gobierno va a encontrar la nevera vacía y los muchachos llorando por biberón, pero lo que es peor el crédito en el supermercado de la esquina cerrado.  Entonces, ninguna casa puede funcionar con el gasto superior a los ingresos y eso es el problema de Venezuela, el gasto superior a los ingresos ¿por qué el gasto superior a los ingresos? porque los populistas necesitan el gasto para mantener sus redes clientelares y mientras aumentan el gasto entonces crean el impuesto encubierto que tiene a la Venezuela comiendo basura que es la inflación porque la inflación es una creación de los gobiernos.

 

http://www.larazon.es/internacional/leocenis-garcia-en-venezuela-hay-una-crisis-enorme-de-liderazgo-KG17009773

Imprimir