La Sociedad Civil y La Protesta

El Poder Ciudadano dispone del voto y otras prerrogativas definidas en la Constitución como los diferendos y la protesta.  De acuerdo a la Constitución, todos los demás Poderes Públicos están subordinados al Poder Ciudadano ya que, directamente o indirectamente, todos los directivos de los demás Poderes Públicos son electos por los Ciudadanos.

Sin embargo, una vez electos, estos pueden -y suelen- no respetar la normativa constitucional.  Si un solo Partido Político o una alianza de partidos logra controlar dos o más Poderes Públicos, pueden burlar las leyes y la constitución con algún procedimiento de aparente legitimidad y constitucionalidad.

Para fortalecer su poder y garantizar su soberanía, es necesario que el Poder Ciudadano establezca y haga más robustas las Instituciones, lo que le fortalece su influencia moral, y debe organizarse para defender su soberanía a través de la Protesta, la Resistencia, la Desobediencia Civil y las demás prerrogativas que le concede la Constitución.  También puede y debe buscar alianzas con algunos otros Poderes; a los demás poderes morales les interesa fortalecer las Instituciones para dar más peso a su influencia sobre la Sociedad.

Para que la influencia de la Sociedad Civil sea determinante y su poder se mantenga por encima de los demás, es indispensable que la Sociedad Civil se organice.  Que constantemente haga prevalecer las prerrogativas que la Constituyente y las Leyes le otorgan; que trate de aumentar y perfeccionar estas prerrogativas para ampliar e intensificar su influencia, que esté muy pendiente del aumento del poder de los demás sectores de la Sociedad y de las posibles alianzas para concentra poderes.  Y no por último es menos importante que fomente la práctica de la protesta civil no violenta en todos los sectores, en todos los niveles y todas las instancias, para mantener a los Ciudadanos entrenados para ejercer su influencia con el menor costo social y el mayor grado de efectividad.

Para ser efectiva la Protesta Civil, además de no ser violenta, debe también ser planificada, organizada, contundente y persistente.  A ese aspecto es que dedicaremos estos espacios, para todos los espacios, niveles e instancias.  Con un cierto énfasis de los conceptos de la no violencia, los cuales para algunas personas son de difícil entender.

En consideración de la situación actual de crisis de la Nación, concretaremos casi exclusivamente nuestro esfuerzo a las protestas a nivel nacional, ya que no hay ningún otro proyecto que tenga sentido iniciar sin antes solucionar la actual situación de anomia.

Imprimir

1 Comentario

  1. Es común ver en estos día a la gente ir a una marcha para reclamar derechos que impiden el buen desenvolvimiento de los derechos cívicos bailando al compás de tambores, surge la pregunta que naturaleza debe tener una movilización cívica de protesta, una comparsa de carnaval o un clamor bien fundamentado con consignas claras… allí se mide la efectividad de la protesta…