NO pases la página

La estrategia es el arte de dirigir un conjunto de disposiciones para alcanzar un objetivo. Esas disposiciones para lograr ese propósito identifican a las tácticas a través de las cuales se logran metas intermedias requeridas para obtener ese objetivo. Las disposiciones (tácticas) dependen de las capacidades con que se cuentan para enfrentar los obstáculos, por lo que deberán ser evaluadas por el liderazgo en tiempo real y de acuerdo con la situación para la toma de decisiones en el marco de la estrategia.

Expresado esto, me referiré, bajo mi particular visión, lo que estimo deberá tomar en cuenta la MUD, como líder colectivo partidista fundamental de la Unidad Democrática (UD) para dirigir la dinámica estratégica en la toma de decisiones tácticas intermedias; en este caso ante el proceso de elecciones regionales contemplado oficialmente por el CNE a llevarse a cabo en diciembre de este año 2017. Ello es una Meta complementaria y no deberá desviar el proceso estratégico hacia el Objetivo Fundamental (OF) referido a la “Recuperación de nuestra República Democrática”. Es importante tener presente también que la salida del gobierno madurista representa para esta estrategia una Meta esencial, no es el OF.

Para lograr esta Meta complementaria es necesario valorar en tiempo real el comportamiento de los rectores del CNE en la conducción de este Poder establecido en la Constitución. Es obvio la demostración nacional e internacional de la parcialidad político partidista de las rectoras y corrupción ventajista comprobada en el proceso del fraude constituyente llevado a cabo el pasado 30J. Es evidentemente desconfiada y manipuladora la actual conducción del CNE, lo que obliga presionar su urgente reemplazo para devolverle la credibilidad constitucional al Poder Electoral. Igualmente debemos reconocer que cuando actúan sin rivalidad política se impone la decisión conveniente y el fraude se evidencia por la opinión pública; pero cuando la rivalidad política se hace presente la desconfianza dificulta la trampa por la participación de testigos en todas las fases del proceso. En este sentido la UD durante los diferentes procesos electorales ha ido conformando expertos para las diferentes fases y en la actualidad podemos reconocer que la UD tiene la capacidad para enfrentar cualquier reto electoral.

Otro aspecto importante a tomar en cuenta es entender el proceso de elecciones regionales en sus momentos determinantes, ya que ello es importante para la toma de decisiones tácticas en función del OF. Este proceso consta de 3 fases o momentos determinantes:

  1. La inscripción de los aspirantes a gobernadores (plazo hasta el 10/8/2017).
  2. Campaña electoral regional (proceso intermedio).
  3. Elecciones (diciembre 2017). Estas 3 fases requieren toma de decisiones tácticas diferentes.

La fase de inscripción de candidatos por parte de la MUD no significa una decisión de claudicación de la lucha política sino, por el contrario, aceptarlo es un reto de demostración de fortaleza de la UD sobre esta materia electoral en la cual el oficialismo ha demostrado su desconfianza. Tampoco es una decisión táctica que impide mantener la presión por la destitución de las rectoras del CNE, sino por el contrario estimula fortalecer este pedimento con apoyo mayoritario nacional e internacional y favorece a la estrategia en el logro de su OF. Algunos opinan que no se debe participar sino se cambian a las rectoras y se nombran nuevos rectores. Ello sería importante, pero en el supuesto que se nombren nuevos rectores por parte de la AN, ¿no pasaría lo mismo que con los nombramientos de los magistrados del TSJ? Es necesario tener la cabeza fría en la conducción política y valorar la realidad de las situaciones en tiempo real sin que nos domine la desesperación y se vulnere la estrategia de la UD.

Por otro lado, la UD posee a su favor la voluntad de la mayoría del pueblo calculada en 80%, lo cual ha hecho retroceder electoralmente al oficialismo. La promoción oficialista de este proceso electoral regional sólo busca dividir esta Unidad valiéndose de la desesperación de sus ciudadanos. Si la UD acepta el reto inscribiendo a los candidatos unitarios a las gobernaciones, es casi seguro que el oficialismo buscará la forma para evitar la confrontación electoral. Si no inscribimos candidatos por culpa del apasionamiento producto de la desesperación alejando la racionalidad de las decisiones, pudiéramos considerar otra victoria táctica del oficialismo sobre la esperanza democrática. Perderíamos también las otras dos fases de esta elección regional.

Si aceptamos el reto, la fase de Campaña nos brindaría otra oportunidad de lucha de calle y promoción democrática sustentados por decisiones tácticas idóneas hacia el logro del Objetivo Fundamental.

Ahora no creo que el oficialismo se arriesgue al reto electoral; sin embargo, considerando la probable actuación de la fraudulenta constituyente en el marco de estas elecciones regionales, es muy probable que la UD con una correcta conducción política logre desarmar la estrategia oficialista a favor de nuestro OF este año. En base a estas reflexiones personales estimo que la MUD deberá aceptar el reto electoral, al menos en su primera fase y evaluar la reacción del oficialismo para mantener la estrategia en un camino racional de lucha política, donde su principal fortaleza es la UNIDAD, la cual se deberá alimentar a través de un liderazgo que transforme las inquietudes y necesidades del pueblo en acciones estratégicas que se materialicen en el Objetivo Fundamental.

Así lo creo. GMV.- 10/8/2017.

– Gonzalo Merino Valery – 10-8-2017

Enviado por: Gonzalo Merino Valery <mervalg@yahoo.es>

Imprimir