Desde la semana pasada en Maturín, capital del estado Monagas, las protestas por comida se han convertido en una escena común, en la que los residentes de diversas comunidades -en especial las de las parroquias Los Godos y Las Cocuizas – cierran avenidas y calles en reclamo de la asignación periódica de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Este lunes 18 de diciembre hubo al menos cuatro manifestaciones; una de ellas en la mañana y tres en el transcurso de la tarde y la noche.  El reclamo es el mismo: desde enero o febrero de este año no reciben las cajas CLAP y en pocos casos, la última vez que les llegaron fue en octubre, apenas tres días antes de las elecciones regionales en las que salió reelecta la gobernadora Yelitza Santaella (PSUV).

En el sector Los Godos, la parroquia de mayor densidad poblacional del estado Monagas, este lunes 18 de diciembre un grupo de mujeres -entre amas de casa, jubiladas y pensionadas- guiaron la manifestación.  Cerraron la vía principal de la comunidad con trozos de árboles, bolsas de basura y algunos cauchos viejos.

Kaybil Salas, una de las residentes de la localidad, explicó que desde febrero no les llegan las cajas CLAP, y a pesar de que en dos oportunidades han solicitado respuestas en la sala situacional de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, no han recibido una respuesta oportuna a su demanda.

A esto se añade que la representante del CLAP en la zona renunció a su cargo y designó “a dedo” a otra persona, algo que presuntamente ocurrió tras los reclamos de los vecinos por supuestamente desviar la comida a otras comunidades, lo cual provocó la salida de la vocera.

María Teresa Guerrero, una señora de más de 60 años que participó en la protesta, mostró su preocupación porque, a su juicio, los comercios asiáticos de Los Godos ya no tienen alimentos para abastecer a los residentes y el mercado periférico que está en el lugar, expende productos que no puede costear con su pensión.

Dijo que, en el centro de abastecimiento, un kilo de sardinas no baja de 16 mil bolívares, mientras que el kilo de carne de cerdo se ubica en 150 mil bolívares.  “A ese mercado deben meterle la lupa porque están especulando y jugando con el hambre de la gente”, se quejó.

Horas más tarde, en la avenida Raúl Leoni, arteria vial que comunica el este de la ciudad con el sur de Monagas, fue bloqueada por vecinos de cinco comunidades de la parroquia Las Cocuizas.  Desde las 2:00 pm y durante tres horas manifestaron habitantes de zonas como El Porvenir, Santa Elena y tres comunidades más que demandaban también la venta de los alimentos.

Karlina López y Trina Millán, además de pedir las cajas CLAP, denunciaron que los voceros de los llamados Círculos de Lucha Popular y la UBCH se apoderaron de las tickeras del bono Niño Jesús que ofreció para 4 millones de hogares el presidente de la República hace varias semanas.

“A nosotros nos censaron, nos preguntaron si teníamos hijos y hasta nietos para entregarles juguetes, pero esa gente se repartió entre ellos los tickets porque nos dijeron que bastante ellos se habían sudado la campaña y se los merecían.  ¿Es que acaso nosotros no tenemos derechos?”, manifestó Millán.

Pasadas las seis de la tarde de este lunes, en la avenida El Ejército de Maturín, a la altura de la redoma Alí Primera y a escasos 200 metros del Fuerte Paramaconi, la base militar más importante de Monagas y sede de la 32° Brigada Caribe, también vecinos de Los Godos pero de otras comunidades, bloquearon el tránsito vehicular en exigencia de los alimentos.

A unos kilómetros de distancia, pero en la misma parroquia, los residentes de La Invasión de La Puente también cerraron la vía y generaron el colapso de la carretera.

– Ronny Rodríguez Rosas – 18-12-2017

http://efectococuyo.com/principales/entre-tres-y-cuatro-protestas-diarias-por-comida-se-registran-en-maturin

Imprimir