Texto alternativo
Leyenda


Hay miles de fotos y videos en Internet que muestran a los GNB, PNB, violentos y motorizados portando y utilizando armas de fuego.

Una de las técnicas policíacas más mencionadas en las películas y programas de televisión del género policíaco es la que señala que para aclarar un crimen se debe comenzar con quienes sacan provecho del crimen. En el caso de un homicidio, ¿quiénes eran sus enemigos? ¿quiénes eran sus rivales, comerciales o sentimentales? ¿quiénes son sus herederos y los beneficiarios de sus seguros de vida?

En la crítica actual situación política, económica, social y moral que padece la Nación, los personeros del ilegítimo gobierno, incluyendo por quien funge de presidente de la República, se hacen acusaciones públicas de terrorismo, siempre acusando a la oposición y disidencia en general, y a los principales líderes de la oposición política en particular.

Se usa el término terrorismo alegremente, para describir una acción tal como el de levantar una alcantarilla o la quema de basura para interrumpir el tránsito automotor o la pinta de consignas de protesta en la fachada de algún edificio público. El uso del término terrorismo para describir lo que pudiera bien llamarse vandalismo, es un irrespeto a las víctimas en todo el mundo de la pandemia de actos terroristas en Europa, el Medio Oriente, los Estados Unidos y, últimamente hasta en Rusia. En muchos de estos casos murieron decenas y hasta cientos y miles de personas absolutamente inocentes y escogidos al azar.

El continuo uso irresponsable del término terrorismo para describir todo lo que le disgusta al poder opresor lo que hace es instigar, a quienes ya han agotados los demás medios de protesta, a acudir al terrorismo. Es un hecho notorio que quienes participan en las recientes protestas no violentas, con demasiada frecuencia se encuentran convenciendo a algunos exaltados a abstenerse de cometer actos de vandalismo, porque eso desprestigia a la protesta misma y les da una excusa a los cuerpos armados a usar los más violentos actos de represión.

Se ha determinado también con frecuencia que, quienes están cometiendo actos vandálicos suelen ser personas que ni siquiera escuchan los argumentos de los auténticos no violentos, lo que hace pensar que son infiltrados pagados u obligados por quienes se benefician de que la protesta se pueda calificar de violenta.

Existe un consenso en los ambientes políticos y científicos que la protesta no violenta es más efectiva y menos costosa en términos de sufrimiento y de vidas humanas, que la violencia, sea esta de protestas civiles, guerrillas, de sabotaje y de terrorismo. Sí, ya existe en muchos centros de educación superior y de investigación, lo que se empieza a conocerse como la tecnología de la liberación, en los que se estudia la eficacia y el costo de las distintas formas de combatir el totalitarismo en todas sus formas.

Se ha demostrada estadísticamente que la protesta no violenta es hasta cuatro veces más efectiva que la violencia. A pesar de eso, los medios le dan mucha más cobertura a las protestas que se tornan, o las tornan, violentas. Quizás porque son de mayor interés público.

En el Wikipedia sobre Terrorismo se expone que: “La palabra «terrorismo» tiene fuertes connotaciones políticas y posee elevada carga emocional y esto dificulta consensuar una definición precisa.” Algunos medios de comunicación como la británica BBC, que desean enfatizar su imparcialidad, sugieren en sus guías de estilo evitar el término terrorista y terrorismo.

La mejor definición del terrorismo es: El uso sistemático de acciones para infundir terror en la población en general.

En la Venezuela actual, las únicas acciones sistemáticas que infunden terror en la población son las de la llamada GNB y las los “colectivos” armados por el Gobierno y cubiertos por una absoluta inmunidad de la justicia.

El gobierno opresor de Venezuela específicamente siempre se refiere a “la derecha terrorista“, a pesar de que la gran mayoría de los verdaderos “de izquierda” también los adversan. Lo aplican para señalar a todo el que proponga cualquiera acción de protesta contra la pretendida anulación de la Constitución y la esencia misma de la República de Venezuela.

La simple observación de la actitud del gobierno opresor, ya sea con o sin rigurosidad científica, conduce a la conclusión de que es el actual gobierno a quién le interesa que la protesta cívica venezolana sea calificada como violenta, y más precisamente, de terrorista, para así justificar ante la opinión pública internacional los actos de lesa humanidad que están practicando cotidianamente contra toda la población de Venezuela, con la sola exclusión de quienes están colaborando activamente con la opresión del resto de sus compatriotas.

Mal puede pensarse que la oposición democrática, hoy en día un 80% de la población, pueda auspiciar y mucho menos pagar, actos de violencia durante las protestas, a sabiendas que estas le restan eficacia a su empeño de lograr un inmediato cambio de gobierno utilizando los medios previsto en la Constitución y las Leyes.



Hay miles de fotos y videos que demuestran el exceso de violencia de parte del PN y GNB

https://es.wikipedia.org/wiki/Terrorismo
https://es.wikipedia.org/wiki/Terrorismo#Definici.C3.B3n_del_t.C3.A9rmino_realizada_por_elementos_de_las_dictaduras_militares_de_Latinoam.C3.A9rica

– Armando Azpúrua – 3-5-2017

Imprimir